Arveja

Arveja (PISUM SATIVUM L.)

Es planta anual herbácea. Los tallos son trepadores y angulosos; respecto al desarrollo vegetativo existen unas variedades de crecimiento determinado y otras de crecimiento indeterminado, dando lugar a tres tipos de variedades: enanas, de medio enrame y de enrame. Las hojas tienen pares de folíolos y terminan en zarcillos, que tienen la propiedad de asirse a los tutores que encuentran en su crecimiento. Las vainas tienen de 5 a 10 cm de largo y suelen tener de 4 a 10 semillas; son de forma y color variable, según variedades. Las semillas de arveja tienen una ligera latencia; el peso medio es de 0,20 gramos por unidad.

Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Nabo (Brassica campestris)
Bledo (Amaranthus sp.)
Sanguinaria (Polygonum aviculare)
Bolsa de pastor (Capsela bursapastoris)
Quínoa (Chenopodium album)
Manzanilla (Anthemis cotula)
Cenizo (Chenopodium paniculatum)
Gualola (Polygonum segetum)
Lengua de vaca (Rumex crispus)
Malva (Malva sylvestris)
Kikuyo (Pennissetum clandestinum)
Pasto de invierno (Poa annua)
Mastuerzo (Lepidium bipinnatifidium)
Miona (Spergula arvensis)
Ortiga (Ortica ureas)
Alpiste (Phalaris minor)
Avena negra (Avena fatua)
Bromo (Bromus sp.)
Triguillo (Liolium sp.)

Araña roja (Tetranychus cinnabarinnus)
Minadores (Liriomyza trifolii)
Mosca blanca (Trialeurodes vaporariorum)
Pulgón (Acyrthosiphon pisi)
Rosquilla (Spodoptera littoralis)
Trips (Kakothrips robustus)
Barrenador del tallo de la arveja (Melanogromyza lini)
Trips (Thrips palmi)
Gusano de las semillas (Polia pisi L.)
Muques (Copitarsia sp.)
Gallina ciega, mojojoy o marceño (Ancognatha scarabaeoides)

Mancha de ascochyta (Ascochyta pisi)
Fusariosis (Fusarium solani)
Botritis (Botryotinia fluckeliana)
Mildiu velloso (Peronospora viciae)
Oidio (Erysiphe poligoni)
Pytium (Pythium sp.)
Roya (Uromyces pisi)
Mosaicos o Virosis (Virus I del arveja y virus II del arveja)
Ascochyta (Ascochyta pinodella y Ascochyta pinoides)
Marchitez (Fusarium oxysporum f. sp. pisi)
Mildeo polvoso (Erysiphe polygoni)
Antracnosis (Colletotrichum pisi)
Mancha foliar (Mycosphaerella pinodes)

1. La arveja es una planta poco competidora, por lo que requiere de un estricto control de malezas, bien sea por métodos manuales, mecánicos, químicos o de manera combinada.

2. Se debe hacer un plan de manejo químico, rotando ingredientes activos y modos de acción para evitar que patógenos y plagas se vuelvan resistentes al ingrediente y cumplir los períodos de carencia (período entre la última aplicación y la cosecha).

Familia
Fabaceae
Variedad
Las variedades más sembradas en Colombia son: Santa Isabel, Piquinegra, Guatecana, Sindamanoy, Obonuco, San Isidro, Obonuco Andina, ICA-Tominé, Alcalá y Sureña.

La arveja es una planta leguminosa, domesticada por el hombre desde tiempos muy antiguos, según hallazgos arqueológicos realizados en Tailandia, Irak y Suiza que datan entre 10.000 y 3.000 años antes de Cristo.
Es un cultivo de clima templado y algo húmedo. La planta se hiela con temperaturas por debajo de 3 ó 4 ºC bajo cero. La planta de arveja detiene su crecimiento cuando las temperaturas empiezan a ser menores de 5 ó 7 ºC. El desarrollo vegetativo tiene su óptimo de crecimiento con temperaturas comprendidas entre 16 y 20 ºC, estando el mínimo entre 6 y 10 ºC y el máximo en más de 35 ºC.

La arveja crece bien en los suelos que son idóneos para el fríjol; es decir, en los ligeros de textura silíceo-limosa. Prospera mal en los suelos demasiado húmedos y en los excesivamente arcillosos; agradece la humedad del suelo, pero no en exceso. El pH que mejor le va está comprendido entre 6 y 7.

1. Utilizar semilla certificada y con cierto grado de resistencia a las enfermedades.

2. Realizar rotación de cultivos con especies que no sean susceptibles a las enfermedades, esto con el fin de evitar que el patógeno no encuentre un hospedero permanente.

3. Eliminar plantas muertas y residuos de cosecha.

4. Controlar adecuadamente las malezas o arvenses.

5. Utilizar eficientemente el riego.

6. Reducir las densidades de siembra, para permitir que haya mejor circulación del aire.

7. Evitar la siembra en suelos pesados (arcillosos), la fertilización excesiva y el uso de coberturas húmedas.

8. Realizar monitoreo permanente del cultivo para detectar las plagas y enfermedades en las fases iniciales.

9. Recolectar el material vegetal infectado.

10. Evitar el exceso de humedad en el suelo y el ambiente, mediante la construcción de canales y drenajes.

11. Evitar realizar heridas (sitios de entrada del hongo) en las labores culturales y en la cosecha.

Descripción

PRODUCTOS RECOMENDADOS

Top

Tipo de Producto