Mango

Mango (MANGIFERA INDICA L.)

Los árboles cultivados de mango presentan un rango de altura entre 3 y 10 m cuando están totalmente adultos, dependiendo de la variedad y del manejo dado con la poda. En estado silvestre y en plantas no cultivadas, los árboles a menudo llegan a 15 m.

El sistema radicular consiste en una raíz vigorosa y profunda de abundantes raíces superficiales. El tronco es más o menos recto, cilíndrico y de 75-100 cm de diámetro, cuya corteza de color gris-café tiene grietas longitudinales o surcos reticulados poco profundos que a veces contienen gotitas de resina. La corona es densa y ampliamente oval o globular. Las ramitas son gruesas y robustas. Las hojas son alternas, espaciadas irregularmente a lo largo de las ramitas, de pecíolo largo o corto, oblongo lanceolado, coriáceo, liso en ambas superficies, de color verde oscuro brillante por arriba, verde – amarillento por abajo, de 10-40 cm de largo, de 2-10 cm de ancho, y enteros con márgenes delgados transparentes. La inflorescencia son panículas muy ramificadas y terminales, de aspecto piramidal, de 6-40 cm de largo, de 3-25 cm de diámetro; el raquis es de color rosado o morado, algunas veces verde–amarillentas, redondeados y densamente pubescentes. Las flores polígamas, de 4 a 5 partes, se producen en las cimas densas o en la últimas ramitas de la inflorescencia y son de color verde–amarillento, de 0,2-0,4 cm de largo y 0,5-0,7 cm de diámetro cuando están extendidas. El fruto es una drupa carnosa que puede contener uno o más embriones. Generalmente es ovoide-oblonga, notoriamente aplanada, redondeada, u obtusa a ambos extremos, de 4-25 cm. de largo y 1.5-10 cm. de grosor. La semilla es ovoide, oblonga, alargada, estando recubierta por un endocarpo grueso y leñoso con una capa fibrosa externa, que se puede extender dentro de la carne.

Conejita (Commelina elegans)
Oreja de ratón (Drymaria cordata)
Peludita (Hyptis atrorubens)
Violeta (Polygala verticillata)
Sombrerito de sapo (Hydrocotile bonariensis)
Viernes santo (Phyllanthus niruri)

Falso piojo blanco (Aulacaspis tubercularis)
Gusano barba de indio (Megalopyge lanata)
Trips (Selenothrips rubrocinctus)
Pijo blanco (Unaspis citri)
Broca del mango (Hypocryphalus mangiferae)
Trigona (Trigona spinipes)
Coleobroca (Chlorida festiva)
Ácaros (Eriophyes mangiferae)
Mosca mexicana (Anastrepha sp.)
Mosca del mediterráneo (Ceratitis capitata)
Abeja trigona (Trigona sp.)
Trips (Frankliniella spp.)
Hormiga (Atta spp.)
Escama suave (Coccus mangiferae)
Polillas de las flores (Prays citri)

Antracnosis (Colletotrichum gloeosporioides)
Mildeo polvoso (Oidium mangiferae)
Fumagina (Meliola mangiferae)
Roña (Elsinoë mangiferae)
Pepita negra del mango (Erwinia spp.)
Muerte del ráquiz (Macrophoma spp.)
Muerte descendente de las ramas (Botryodiplodia spp.)
Mancha gris de la hoja (Pestalotia mangiferae)
Malformación floral (Fusarium subglutinans)
Secamiento de ramas (Lasiodiplodia sp.)

1. Podas: el objetivo de las podas es formar un árbol más productivo, en el que sea más fácil realizar las actividades como aspersiones, cosecha etc. Balancear el árbol en su crecimiento vegetativo y productivo, hacer más eficaz el control de plagas y enfermedades, producir frutas de mejor calidad. Se realizan diferentes podas (formación, sanidad, producción y rejuvenecimiento).

2. Para el control de enfermedades como la antracnosis, es recomendable la aspersión de fungicidas, estos se deben comenzar desde antes de la floración y continuar hasta que la fruta alcance por lo menos la mitad de su tamaño final. Las aplicaciones se hacen con intervalos de 7 a 14 días, dependiendo de la frecuencia de las lluvias.

3. Para el control químico de malezas en el cultivo de mango se utilizan herbicidas para emplear en preemergencia o postemergencia. Pueden ser de contacto o herbicidas que se traslocan y que controlan las plantas ya adultas.

4. Para evitar enfermedades de los cultivos de mango las medidas preventivas deben ser preferidas sobre el control químico, también es recomendable realizar podas fitosanitarias, de formación y de renovación, forman parte integral de un sistema de manejo holístico del cultivo, ya que reducen la incidencia de enfermedades, permiten el ingreso de aire y de luz en el follaje y, a la vez, permite la implantación de variedades mejoradas en fases avanzadas del cultivo.

5. Monitoreo: también se recomienda instalar estructuras para monitorear las condiciones climáticas para ayudar en el control preventivo de plagas. Del mismo modo se recomienda la eliminación de plántulas hospederas, la poda y la destrucción de material infestado.

6. Control biológico: en el manejo biológico para el control de plagas se utilizan: Doryctobracon boophilus, Aceratoneuromyia indica, Beauveria bassiana, Metarhizium anisopliae, Thripobius semiluteus, también mariquitas, crisopas y pequeñas avispas como parasitoides.

Familia
Anacardiaceae
Variedad
Para el caso del mercado de consumo fresco de variedades rojas de mesa, se encuentran principalmente Tommy Atkins, Van dyke y Keitt. Para el mercado de agroindustria la variedad recomendada es hilacha o común.

De las variedades comunes o criollos se encuentran: el mango chancleto, común o hilacha, bola, manga, huevo, corazón, manzano, durazno, costeño, reina y manga, entre otras.

Tiene origen Indomalayo, de donde se extendió a Vietnam, Indonesia, Ceilán y Pakistán. Fue introducido a América por portugueses y españoles; los primeros lo llevaron a Brasil y, los segundos, de Filipinas a México, de donde se distribuyó a varios lugares del Caribe.
El cultivo de mango se desarrolla y se produce en un rango de 24 °C hasta 32 °C; a temperaturas más elevadas se puede ver afectada la producción, pues se puede presentar una mayor caída de las flores. La humedad relativa o del ambiente más adecuada para el cultivo del mango debe ser menor del 75 %.

El mango se cultiva comercialmente en la zona tropical, en alturas que van desde los 0 metros hasta 1.600 metros sobre el nivel del mar.

Los suelos aptos para el cultivo del mango deben tener: profundidad mayor de 1,20 metros, buen drenaje, fertilidad de moderada a alta, pH de 5,5 ligeramente ácido a 7,0 neutro, saturación de bases cercana al 80 %, textura medias francas a franco arenosas, pendiente plana de 0 a 7 % y ligeramente plana de 7 a 12 %, pedregosidad baja, de fácil mecanización y en lo posible contar con riego.

1. Propagación: con el propósito de obtener árboles de porte más bajo, con características más homogéneas en toda la población igual a la planta madre, precoces y de mejor calidad, es necesario recurrir a la propagación asexual o vegetativa, empleando para ello estacas, injertos, acodos o cultivo de tejidos in vitro. No se recomienda la propagación vía semilla. En Colombia la propagación de árboles de mango, está fundamentada en el uso de patrones seleccionados por características relacionadas con la oferta edáfica, donde se injerta la variedad en la cual se busca el interés productivo.

2. Siembra: para plantaciones de mango, los sistemas más comunes son el tresbolillo y el rectangular o en cuadrado. En general, el sistema de siembra más recomendable el de trazado tresbolillo. Sin embargo, en grandes plantaciones donde se usa maquinaria agrícola, el sistema más adecuado es el trazado rectangular o cuadrado. Con el sistema tresbolillo, en el trazado, las plantas deben ubicarse formando un triángulo equilátero en el campo; en este sistema podemos plantar un 15% más de árboles.

3. Preparación del terreno: se realiza la limpia (manual o química), destronconado, drenajes (si son necesarios), si los vientos son fuertes se deben considerar barreras vivas.

4. Establecimiento de plantaciones: se debe tener en cuenta que la planta no presente malformaciones en el tronco y en la raíz, el injerto debe estar totalmente pegado al patrón, la planta debe estar libre de enfermedades y debe tener como mínimo tres coronas.

5. Distanciamiento: las distancias recomendadas varían entre 12 x 12 y 10 x 10 metros, y con adecuado manejo de tejido, se puede reducir a 6 x 12 y 10 x 12 metros.

6. Orientación de la plantación: la orientación ideal de los surcos será de acuerdo con el movimiento del sol (oriente-occidente), esto permitirá la penetración de los rayos solares durante la época de la floración y cuajado de las frutas, tomando en cuenta que la población de este cultivo se concentra en la periferia del árbol.

7. Ahoyado y trasplante: los agujeros se hacen manualmente o en forma mecánica. El tamaño mínimo recomendado que debe tener el agujero donde se establecerá la nueva planta es de 40x40x40 cms.

8. Requerimiento de riego: en siembras nuevas de 1 a 2 años, el agua es uno de los requisitos básicos de crecimiento y es indispensable para que los frutales puedan aprovechar los nutrientes del suelo. Hay varios sistemas para suministrar agua a la planta, ya sea por goteo, por gravedad o directamente en la planta por medio de cisternas.

9. Tutorado: el mango es un árbol muy delicado al trasplante. Por lo tanto en el momento de realizar la siembra, hay plantas que presentan cierta inclinación hacia el suelo, por lo que se le debe tutorar para que la planta mantenga una simetría adecuada en su formación.

Descripción

PRODUCTOS RECOMENDADOS

PRODUCTOS RECOMENDADOS

Top

Tipo de Producto

Tipo de Producto

Tipo de Producto