Lechuga

Lechuga (LACTUCA SATIVA L.)

La lechuga es una hortaliza de hojas sueltas o acogolladas, las hojas son basales, numerosas y grandes. Se desarrollan en rosetas. Sus formas pueden ser ovales, oblongas, ramificadas, crespas o lisas; su color es verde, pueden ser brillantes u opacas según la variedad.

La raíz es pivotante y densa, alcanza 30 cm de longitud. El tallo es muy corto y lleva una roseta de hojas que varían en tamaño, textura, forma y color según la variedad del cultivo. Las flores son amarillas, pequeñas y se agrupan en un mismo nivel apical, naciendo sus pedúnculos a diferentes alturas del núcleo principal.

El fruto es un aquenio típico y la semilla es exalbuminosa, picuda y plana, la cual botánicamente es un fruto; tiene forma aovada, achatada, con tres a cinco costillas en cada cara, de color blanco, amarillo, marrón o negro, mide de 2 a 5 mm.

Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
  • Afecciones
  • Características

Manzanilla (Chamaemelum nobile)
Vira vira (Ceneciu albicaulis)
Llantén (Plantago major)
Lengua de vaca (Rumex crispus)
Borraja (Borago officinalis)
Cenizo (Chenopodium album)
Bledo (Amaranthus dubius)

Áfidos (Myzus persicae, Macrosiphum solani y Narsonovia ribisnigri)
Babosas (Deroceras sp., Limax sp.)
Trozador (Agrotis ipsilon)
Cogollero (Spodoptera frugiperda)
Chizas (Ancognata scarabaeoides, A. ustulata, Phyllophaga obsoleta y Plectrus sp.)
Trips (Frankliniella occidentalis)
Minadores (Liriomyza trifolii y Liriomyza huidobrensis)
Mosca blanca (Trialeurodes vaporariorum)
Nematodos (Meloidogyne hapla y Meloidogyne incognita)

Damping off o Mal del Talluelo (Complejo de hongos: Pythium nees, Fusarium oxysporum, Rhizoctonia solani, Sclarotium tode)
Antracnosis (Microdochium panattoniana)
Alternaria (Alternaria nees)
Botritis (Botrytis cinerea)
Pudrición blanca (Sclerotinia fuckel)
Pudrición blanda (Erwinia carotovora)
Mildiu velloso (Bremia lactucae)
Esclerotina (Sclerotinia sclerotiorum)
Septoriosis (Septoria lactucae)
Cercosporiosis (Cercospora longissima)
Virus del mosaico de la lechuga (LMV)
Virus del bronceado del tomate (TSWV)

1. Rascadillo o escarda: consiste en remover el suelo para realizar el control oportuno de malezas y permitir la aireación del suelo. Esta labor se realiza de 30 a 35 días después de la siembra cuando las plantas alcanzan los 10 a 15 cms.

2. Aporque: con el primer deshierbe se debe realizar un aporque para fijar las plantas al suelo; se realiza acumulando suelo al pie de las plantas.

3. Desinfectar con frecuencia las herramientas de las labores culturales y establecer un lugar a la entrada del lote para la desinfestación de calzado de las personas que van a ingresar.

4. Adquirir plántulas de buena calidad en viveros certificados. Utilizar una densidad de siembra adecuada para que haya buena aireación del cultivo, que contribuya a una baja incidencia de hongos y bacterias patógenas de plantas.

5. Usar coberturas sobre la superficie del suelo con el propósito de protegerlo de factores adversos como la presencia de arvenses, altas tasas de evapotranspiración, variaciones de la temperatura del suelo, erosión por corrientes de agua debido a las lluvias y pérdida de nutrientes por lavado.

6. Realizar monitoreos permanentes, inicialmente uno por semana, para evaluar la afección de las plagas y enfermedades por área o por número de plantas.

7. Se debe realizar una correcta rotación de cultivos para evitar el establecimiento de plagas; realizar las deshierbas a tiempo; las aplicaciones a suelo de cepas de Beauveria bassiana y Metharhizium anisopliae presentan excelentes controles.

Familia
Asteraceae
Variedad
Las variedades de lechuga se pueden clasificar en los siguientes grupos botánicos: romanas (Lactuca sativa var. longifolia), acogolladas (Lactuca sativa var. capitata), de hojas sueltas (Lactuca sativa var. inybacea) y lechuga espárrago (Lactuca sativa var. augustana).

La lechuga es originaria del Mediterráneo oriental y del occidente de Asia. El cultivo data de 4.500 A.C. Fue domesticada, probablemente, en Egipto.

Después del proceso de domesticación, la lechuga se dispersó rápidamente por la hoya del Mediterráneo y posteriormente a Europa Occidental. El relato más antiguo de su cultivo en América es de 1494.
En Colombia se tienen variedades de lechuga para clima medio, frío moderado y frío; sin embargo, en el país tradicionalmente se ha sembrado en zonas elevadas, con climas templados y húmedos, en los cuales se consigue su mayor desarrollo.

El clima óptimo para el cultivo está en alturas entre 1.800 y 2.400 msnm, con temperaturas entre 15 y 18 °C. Humedad relativa entre 68-70% y requerimientos hídricos entre 300-600 mm al año.

La adaptación de esta hortaliza a diferentes tipos de suelo es muy amplia. Se da bien en suelos francos, francos arenosos y francos arcillosos y también en los orgánicos; sin embargo, el mejor desarrollo se obtiene en suelos francos arenosos y francos arcillosos. pH entre 5,7 y 6,5.

Es una planta sensible a exceso de humedad y encharcamiento.

1. Semillero: la zona de los semilleros debe ser iluminada y libre de sombras; por tanto, se evita que esté cerca o debajo de árboles que impidan la entrada de la luz y que ocasionen daños por descargas fuertes de agua. Para la producción de plántulas de lechuga se recomiendan bandejas de 128 a 294 celdas, con volúmenes de sustrato de 3 a 8 cm3.

2. Selección del lote: la topografía más recomendada para la siembra de estas especies es la plana o la ondulada, con pendientes inferiores al 30%.

3. Preparación del terreno: el sistema radicular de la lechuga no es muy profundo; sin embargo, requiere de una preparación adecuada de suelo para lograr una textura suelta que facilite el trasplante y establecimiento del cultivo.

4. Plantación: las camas o eras se construyen de 10 a 15 cm de altura, y entre uno y dos metros de ancho, de acuerdo con las condiciones topográficas del terreno, el sistema de riego y las distancias de siembra recomendadas para las diferentes variedades.

5. Riego: los mejores sistemas de riego, que actualmente se están utilizando para el cultivo de la lechuga son, el riego por goteo (cuando se cultiva en invernadero), y las cintas de exudación (cuando el cultivo se realiza al aire libre). Existen otras maneras de regar la lechuga como el riego por gravedad y el riego por aspersión, pero cada vez están más en recesión, aunque el riego por surcos permite incrementar el nitrógeno en un 20%.

6. Blanqueo: las técnicas de blanqueo empleadas en lechugas de hoja alargada (tipo romana), consisten en atar el conjunto de hojas con una goma. En caso de lechugas para hojas sueltas, el blanqueo se realiza con campanas de poliestireno invertidas.

7. Abonado: el 60-65% de todos los nutrientes son absorbidos en el periodo de formación del cogollo y éstas se deben de suspender al menos una semana antes de la recolección.

Descripción

PRODUCTOS RECOMENDADOS

Top

Tipo de Producto