Cebolla larga

Cebolla larga (ALLIUM FISTULOSUM L.)

Las raíces se producen en la base del tallo, son fasciculadas y poco abundantes; verticalmente miden hasta 30-45 cm y horizontalmente unos 30 cm. Cada hoja tiene una base larga y carnosa, que se une estrechamente con la base de las demás hojas, formando un seudotallo, envuelto por láminas finas o túnicas, y la exterior es seca. Las hojas son tubulares de 25-35 cm de largo y 5-7 mm de diámetro. El tallo verdadero es un disco comprimido, de donde parten las raíces y la base de las hojas. El tallo floral es hueco y cilíndrico, parecido a las hojas, termina en una umbela de pedicelos cortos y forma ovalada. Cada umbela tiene de 350 a 400 flores hermafroditas muy pequeñas que producen cada una seis semillas pequeñas, planas y negras.

En gusto y en olor es muy semejante a cebolla blanca; ésta no forma verdaderos bulbos sino un engrosamiento del conjunto de sus hojas en su base muy similar al puerro; respecto a la cebolla de hoja o ciboulette, se consume su tallo blanco y carnoso pero no sus hojas.

Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
  • Afecciones
  • Características

Trébol (Trifolium repens)
Liendre puerco (Echinochloa colonum)
Cortadera (Cyperus ferax)
Yerba de estrella (Drymaria cordata)
Cadillo (Bidens pilosa)
Floramarilla (Melanopodium divaricatum)
Verdolaga (Portulaca oleracea)
Kikuyo (Pennisetum clandestinum)
Escoba negra (Sida rhombifolia)
Pasto argentino (Cynodon dactylon)
Trébol (Oxalis latifolia)
Siempreviva (Commelina diffusa)
Bledo (Amaranthus dubius)
Nudillo blanco (Panicum laxum)
Batatilla (Ipomoea congesta)
Valeriana (Sonchus oleraceus)
Corazón herido (Polygonum nepalense)

Trips (Trips tabaci y Frankliniella occidentalis)
Minador (Liriomyza huidobrensis)
Chisas (Ancognata scarabaeoides)
Trozadores (Agrotis ipsilon)
Babosa (Deroceras reticulatum)
Babosa pequeña (Limax marginatus)
Babosa parada (Milax gagates)
Babosa gris (Helix aspersa)
Mosca de la raíz (Delia sp.)

Mildeo velloso (Peronospora destructor)
Mancha púrpura o alternaría (Alternaria porri, A. nees)
Complejo fungoso (Damping-off)
Secamiento de las puntas (Heterosporium alli)
Secamiento (Cladosporium alli)
Pudrición blanca (Sclerotium cepivorum)
Pudrición (Ditylenchus dipsaci)

1. El control de arvenses se hace manualmente en la mayoría de las explotaciones y dependiendo de las condiciones climáticas que se presentan al momento de realizarlas.

2. Las desyerbas se realizan normalmente cada 30 días, en períodos largos de verano el control se hace sin tener que enterrar la maleza.

3. El manejo de plagas en el cultivo de cebolla de rama se hace básicamente con buena preparación del suelo y control de la humedad del suelo, control de malezas, recolección y eliminación de los residuos de cosecha.

4. La semilla deberá ser desinfectada mediante la inmersión durante cinco minutos en una solución preparada con productos químicos, extractos o biológicos, con lo que se logran reducir las bacterias y nematodos presentes en ella.

5. Es necesario rotar el cultivo de la cebolla con otros cultivos como abonos verdes (rábano forrajero), papa, haba, arveja o pastoreo para reducir la población del nematodo y la bacteria.

Familia
Amaryllidaceae
Variedad
En principio, la cebolla de rama se conoce como cebolla japonesa y se ha clasificado en cuatro grupos principales: Kaga, Yagura negi y Senju, Kujyo. A excepción de la última, las otras producen pseudotallos largos y blancos, características que se ven favorecidas y potenciadas en gran parte mediante un aporcado repetido a medida que las plantas crecen.

En Colombia existen variedades mejoradas de cebolla de rama, por lo cual se siembran únicamente materiales regionales, entre los que se tienen: juanca, monguana o imperial, berlinera, pastusa, chava, santa Isabel R18.

La cebolla de rama ha sido uno de los principales cultivos en China y Japón, en donde se ha cultivado durante más de 2000 años, manteniendo actualmente su gran importancia. A Colombia fue introducida por los españoles, y desde hace aproximadamente 50 años se han desarrollado los cultivos comerciales.
El cultivo de la cebolla de rama se adapta a todos los climas. En Colombia la mejor zona de producción, por área sembrada y por calidad, está situada en zona considerada de páramo, entre los 3.000 y los 3.400 msnm.

Su óptimo desarrollo es a temperaturas de 11-20 °C. Altura sobre el nivel del mar de 1.500 a 3.000 metros.

En cuestiones de luz solar, la cebolla requiere una exposición soleada en lugar abierto y ventilado.

Suelos de textura media franca a franco-arcillosa, profundos, con buena retención de humedad y medio a alto contenido de materia orgánica, ligeramente ácidos a neutros con pH 6,2-7,3 y no salinos.

1.Manejo de suelos: en terrenos con pendiente plana a ligeramente plana, la preparación del suelo se puede adelantar mediante el uso de tractores livianos o motocultores. En lotes moderados a fuertemente pendientes y húmedos, la preparación se puede realizar con bueyes o con azadón.

2. Distancias de siembra: en suelos con pendientes pronunciadas o de fertilidad natural baja se recomiendan distancias de siembra menores; por el contrario, en suelos de menor pendiente o mayor fertilidad las distancias de siembra serán mayores. Se recomienda realizar siembra de 90 a 100 cm entre surcos y 30 a 40 cm entre plantas en los sitios más fértiles.

3. Fertilización: el exceso de gallinaza y un desbalance nutricional favorecen el desarrollo de la pudrición, mientras que una planta bien nutrida ofrece tolerancia al ataque de la enfermedad.

4. Riego: el cultivo de la cebolla de rama demanda cantidades importantes de agua para sus procesos metabólicos, los cuales se ven reflejados en un buen desarrollo, crecimiento, producción y calidad del producto; se puede llegar a un consumo directo de una lámina de agua cercana a los 600 milímetros anuales o el equivalente a 6.000 metros cúbicos por hectárea al año.

5. Aporques: el primer aporque se realiza un mes después de la siembra, y consiste en arrimar tierra a la planta, con lo que se logra, además de controlar las malezas, aflojar y mejorar la aireación del suelo, favoreciendo con esto un mejor desarrollo del cultivo.

6. Recolección de residuos: en cada labor que se realice en el cultivo, se debe tener en cuenta la erradicación de las plantas afectadas por la pudrición, que junto con los residuos de cosecha y de la pelanza deben ser dispuestas en un sitio acondicionado para su descomposición, mediante un adecuado compostaje.

7. Desnigue: consiste en quitar la nigua que se encuentra en el tallo de la cebolla de rama, con lo que se elimina parte de la raíz y el tallo. Al causar está herida, la planta reacciona emitiendo raíces rápidamente, favoreciendo su crecimiento y creando defensas que disminuyen el ataque de la enfermedad.

8. Selección de semillas: en este proceso se debe tener en cuenta que la semilla provenga de un cultivo lo más sano posible. El grosor de la semilla de tipo pareja de 1,9 a 2,9 centímetros presenta menor pudrición que la semilla gruesa y mucho menos que la delgada.

Descripción

PRODUCTOS RECOMENDADOS

Top

Tipo de Producto