Soya

Soya (GLYCINE MAX (L.) MERRIL)

Planta herbácea anual, cuyo ciclo vegetativo oscila de tres a siete meses y de 40 a 100 cm de envergadura. El tallo es rígido y erecto, adquiere alturas variables, de 0,4 a 1,5 metros, según variedades y condiciones de cultivo. Suele ser ramificado. Tiene tendencia a encamarse, aunque existen variedades resistentes al vuelco. Su sistema radicular es potente, la raíz principal puede alcanzar hasta un metro de profundidad, aunque lo normal es que no sobrepase los 40 – 50 cm. En la raíz principal o en las secundarias se encuentran los nódulos, en número variable. Las hojas son alternas, compuestas, excepto las basales, que son simples. Son trifoliadas, con los foliolos oval-lanceolados. Color verde característico que se torna amarillo en la madurez, quedando las plantas sin hojas. Las flores se encuentran en inflorescencias racemosas axilares en número variable. Son amariposadas y de color blanquecino o púrpura, según la variedad. El fruto es una vaina dehiscente por ambas suturas. La semilla generalmente es esférica, del tamaño de un guisante y de color amarillo.

Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
  • Afecciones
  • Características

Bledo (Amaranthus spp.)
Verdolaga (Portulaca oleracea)
Correhuela (Convolvulus arvensis)
Zacate salado (Leptochloa spp.)
Liendre puerco (Echinochloa colona)
Zacate agua (Echinochloa crusgalli)
Gangrena (Panicum reptans)
Pasto Johnson (Sorghum halepense)
Coquito (Cyperus rotundus)
Caminadora (Rottboellia cochinchinensis)
Pasto argentina (Cynodon dactylon)

Pulgón (Aphis sp.)
Arañuela o araña roja (Tetranychus bimaculatus)
Gardama (Laphygma exigua)
Gusano cogollero (Heliothis armigera)
Rosquilla negra (Spodoptera littoralis)
Gusano cortador (Agrotis spp.)
Joboto (Phyllophaga spp.)
Barrenador del tallo (Elasmopalpus lignosellus)
Vaquitas (Diabrotica spp.)
Chinche verde hediondo (Nezara viridula)

Alternaria (Rhizoctonia solani)
Fusariun (Fusarium spp.)
Podredumbre del cuello (Pythium spp.)
Añublo sureño (Slerotium rolfsii)
Mancha ojo de rana (Cercospora sojina)
Pústula bacterial (Xanthomonas phaseoli)
Mancha púrpura de la semilla (Cercospora kikuchii)
Virus del mosaico de la soya (SMY)

1. Control de malezas: las siembras tempranas y en húmedo permiten controlar las primeras generaciones de maleza, y favorecen un rápido desarrollo del cultivo lo cual lo hace más competitivo hacia la maleza. Se recomienda retrasar el primer riego de auxilio hasta después de la aparición de la sexta o séptima hoja trifoliada.

2. Control de plagas: cuando se constata la presencia de este insecto antes de la siembra se debe aumentar la densidad de siembra. También se puede realizar tratamiento de semilla con productos insecticidas.

3. Control de enfermedades: generalmente las enfermedades de la soya aumentan cuando las rotaciones con otros cultivos son cortas o cuando no hay rotación con otros cultivos.

Familia
Fabaceae
Variedad
Existen más de tres mil variedades de soya, con ciclos vegetativos que fluctúan desde los noventa días hasta cerca de los doscientos, y con diferentes exigencias en cuanto a la duración del día. Las variedades que más se cultivan son Akashi, Amsoy, Azzurra, Calland, Canton, Gallarda, Katai, Panter, Portage, Merit, Traverse, Chippewa 64, Hark, Wirth, Harosoy 63, Lindarin 63, Amsoy, Corsoy, Beeson, Shelby, Wayne, Clark 63, Kent, Cutler, Calland, Hill, Dare, Lee, Bragg, Hampton y Hardee.

Procede de otra especie silvestre (Glycine ussuriensis). Su centro de origen se sitúa en el Extremo Oriente (China, Japón, Indochina).
La soya se desenvuelve bastante bien en climas tropicales y subtropicales. La temperatura media, óptima para el mejor desenvolvimiento de la soja está entre 20 a 35ºC. Precipitaciones pluviométricas anuales de 700 a 1200 mm.

La soya prospera en casi todos los tipos de suelo, excepto en los muy arenosos, y en suelos arcillosos se adapta mejor que el algodón y el maíz. Los mejores rendimientos se obtienen en suelos de alta fertilidad con un pH de 5,6 a 7,5.

1. Siembra: generalmente se efectúa en llamo, con máquinas sembradoras de leguminosas, de trigo, de maíz, de remolacha o de algodón, regulándolas convenientemente. También puede realizarse en lomos, con máquinas preparadas para dejar el terreno alomado en la siembra, siempre que no quede la semilla muy profunda. Es importante que el terreno esté bien nivelado para obtener una siembra uniforme.

2. Preparación del terreno: la preparación primaria del suelo (arado, escarificación o gradeo) debe permitir obtener una profundidad suficiente para romper la suela de labor, proporcionar un buen desarrollo del sistema radicular y favorecer la infiltración de agua.

3. Inoculación de la semilla: como norma general es recomendable realizar una inoculación de las semillas con las bacterias fijadoras de nitrógeno atmosférico específicas de esta planta. Se recomienda (Rhizobium japonicum), esta se debe agregar a la semilla húmeda, el mismo día de la siembra.

4. Riego: la soya es bastante resistente a la sequía. Necesita humedad pero sin encharcamientos, ya que estos asfixian las raíces de la planta. Por esta razón los riegos no deben ser copiosos y se deberá mantener una ligera humedad en el terreno para la mejor vegetación de la soya. Desde la germinación hasta la emergencia de las plántulas. La semilla de la soja necesita absorber un mínimo del 50% de su peso en agua para garantizar una buena germinación. En esta fase el contenido de agua en el suelo debe estar entre el 50 y 80% del total de agua disponible.

5. Fertilización: se estima que una cosecha de 1.800 kg/ha de soya extrae del suelo aproximadamente las siguientes cantidades de macroelementos: nitrógeno 160 kg/ha, fósforo 60 kg/ha, potasio 145 kg/ha.

Top

Tipo de Producto