Sigatoka amarilla

Mycosphaerella musicola

 

En la sigatoka amarilla las primeras señales consisten en estrías casi rectangulares o pequeñas rayas amarillentas, visibles en el haz y el envés de las hojas. Las estrías evolucionan hasta convertirse en manchas marrones oscuras de forma elíptica, haciéndose un poco más visibles. Finalmente las manchas comienzan a ser perjudiciales, se les forma un borde negro y un centro gris. Los tejidos, al ser intoxicados, generalmente adquieren un halo amarillento y terminan por morir. Desde los primeros síntomas hasta la aparición del centro gris, transcurren de 10 a 60 días, de acuerdo con las condiciones ambientales del lugar donde se tiene la siembra.

Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
  • Detección
  • Perjuicios

SINÓNIMO: Cercospora musae Zimm.
ORDEN: Capnodiales.

Sigatoka amarilla
La sigatoka amarilla es una enfermedad causada por el hongo Mycosphaerella musicola los principales cultivares comerciales de bananos en el país son afectados por este patógeno. Las pérdidas económicas que ocasiona la enfermedad son cuantiosas, pues los frutos de las plantas enfermas maduran precozmente con un tamaño reducido y un peso menor, obteniendo menos ingresos. Adicionalmente, el productor debe renovar las cepas enfermas con mayor frecuencia, lo que implica mayores gastos.
La enfermedad fue observada y descrita por primera vez en Java por Zimmermann en 1902. En 1912 en el Valle de Sigatoka, de donde derivó su nombre. Luego apareció en el Caribe en 1933-34 y tres años más tarde estaba presente en las regiones productoras de banano en Colombia, Guayana, América Central y México.

Las primeras señales de la sigatoka amarilla aparecen en manchitas o pequeñas rayas amarillentas, que empiezan a salir en las hojas en sentido paralelo a las venas de las mismas, visibles sólo al trasluz y de 1,5 a 3 mm de longitud. En los primeros siete días, el color se torna más vivo y haciéndose un poco más visible. Pasados otros tres días se vuelve rojizo y luego cambia a marrón. A partir de este momento las manchas comienzan a ser perjudiciales, se les forma un borde negro y un centro gris, y los tejidos que las rodean, al ser intoxicados por el hongo, amarillean y terminan por morir.

Desde los primeros síntomas hasta la aparición del centro gris, transcurren de 10 a 60 días, de acuerdo con las condiciones ambientales del lugar donde se tiene la siembra.

Las condiciones favorables para el desarrollo de la enfermedad son un exceso de humedad en el suelo y un factor que juega un papel importante es el pH del suelo, ya que los terrenos ácidos y pobres en calcio reúnen condiciones adecuadas para el desarrollo del hongo. Del mismo modo, el hongo necesita una temperatura óptima para el proceso de germinación entre 22 y 28 ºC, y humedades relativas superiores al 95%. La sigatoka amarilla se encuentra en cultivos de plátano y banano localizados por encima de los 800 m de altitud y en la zona cafetera entre 1200 y 1800 msnm. Del mismo modo, el hongo necesito un brillo solar adecuado para el desarrollo de la enfermedad que se aproxime a los 1.770 h.
Los efectos directos de la sigatoka amarilla sobre el follaje están en relación directa con la cantidad de manchas presentes en las hojas. Los efectos indirectos de la enfermedad inciden en los racimos, al reducirse la superficie funcional de las hojas, debido a la presencia de numerosas manchas. Del mismo modo, la cepa (planta) sufre constantemente por efectos de la enfermedad, debilitándose y exigiendo al productor su renovación con más frecuencia, lo cual encarece el cultivo.
El proceso de germinación inicia en las primeras épocas de lluvia y cuando la humedad del ambiente se hace alta, es entonces cuando se empiezan a observar las primeras manchas ocasionadas por la enfermedad en las hojas y se producen esporas microscópicas del hongo llamadas ascosporas. Estas ascosporas son llevadas por las corrientes de aire al follaje de la misma plantación. Allí se presenta el proceso de germinación y penetración del hongo en las hojas. La penetración se realiza únicamente en presencia del agua, una vez el hongo ha penetrado en la planta, producen toxinas que matan los tejidos de las hojas, dando como resultado la mancha que luego aparece en el sitio de la penetración. La etapa de reproducción de la enfermedad se da en las tres clases de manchas con diferentes cuerpos fructíferos; que son de color café oscuro o negro, sobre los cuales se desarrollan conidióforos cortos que dan lugar a los conidios. Los espermogonios que son cuerpos en forma globosa o acampanada que producen espermacias y gametos masculinos. Y los peritecios son cuerpos de origen sexual, en forma de botella, con pared café oscura y producen ascosporas. Estos maduran en manchas adultas y continúan siendo activos en hojas completamente secas. Los conidios producidos son liberados únicamente por acción del agua. La dispersión es a distancias cortas y principalmente hacia las hojas bajeras de la misma planta.
La etapa fenológica más susceptible a la enfermedad es la época de floración, ya que se considera como un periodo de gasto energético para la planta.

1. Establecer cultivos de acuerdo con la variedad indicada a las condiciones climáticas y de suelo apropiadas.

2. Tener un sistema de siembras, tanto de monocultivos como en cultivos intercalados, se debe sembrar en surcos o hileras. En terrenos planos, utilizar el sistema de trazado en cuadro o en rectángulo. En terrenos inclinados, el sistema de triángulo o en curvas de nivel.

3. Para disminuir la intensidad de la enfermedad se debe reducir al máximo la formación y duración de agua sobre las hojas. Se debe construir drenajes, para lograr la evacuación de las aguas. Evitar la irrigación por aspersión y establecer un sistema de sombrío permanente para reducir la formación de rocío.

4. Es necesario controlar frecuentemente y oportunamente las malezas con el fin de evitar retrasos y pérdidas en la producción. El manejo se puede hacer integrado, utilizando métodos de control cultural, manual y químico.

5. Realizar eliminación de colinos, destronque y descoline o deshoje, para mantener una población constante. Hacer despuntes, podas y cirugías a las hojas en las áreas afectadas.

6. Mantener un buen programa de fertilización, ya que estos ayudan a las plantas a protegerse y recuperarse de la infección. Incluir algunos elementos como el silicio, cobre, calcio, boro y zinc.

7. La aplicación de fungicidas debe realizarse antes de que el hongo infecte las hojas o antes de que la infección pase la etapa primaria. Se recomienda aplicar Centauro 720 SC es un fungicida de protección en dosis (1,3 – 2,08 L/Ha) .

Descripción

PRODUCTOS RECOMENDADOS

Top

Tipo de Producto