Mildeo de la cebolla

Peronospora destructor (Berkeley) Caspary.

Áreas ovales o cilíndricas se desarrollan en las hojas y cabezas florales infectadas. Estas áreas son de color verde-amarillo pálido a café. Los síntomas aparecen generalmente primero en las hojas viejas. Cuando el clima esta húmedo y la temperatura es baja, las hojas infectadas se cubren de masas de esporas de color gris a violeta. Las hojas se tuercen, se caen y mueren. El tejido muerto de las hojas es rápidamente colonizado por manchas púrpura, que son de color más oscuro y cubren al mildiu lanoso.

El mildiu casi nunca mata a la planta de cebolla, pero el desarrollo del bulbo se reduce. Los tejidos del bulbo, en especial los del cuello pueden ponerse esponjosos y el bulbo puede perder sus cualidades de almacenamiento. Esta enfermedad es una de las más destructivas en las cebollas para producción de semillas alrededor del mundo.

Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

SINÓNIMO: Peronospora schleideni
ORDEN: Peronosporales

Mildiu de la cebolla, mildiu velloso, añublo blanco, mildiu lanoso, mildiu algodonoso.
Mildiu también llamado añublo blanco, es una enfermedad causada por el género fungoso Peronospora destructor. Este patógeno puede afectar severamente a los cultivos de ajo, cebolla, puerro y otras especies del genero Allium. La enfermedad puede presentarse en una época y fallar en otras (debido a la ausencia de condiciones favorables). Su presencia es generalmente en plantas adultas o avanzadas y sólo bajo condiciones especiales ocurre en plantas jóvenes. La infección de este hongo aparece normalmente en follaje de más de 15 centímetros de largo. El hongo P. destructor, se localiza preferentemente en las hojas exteriores, las más viejas. El tejido parasitado pierde el color verde y va pasando a verde claro-amarillento, hasta llegar a un aspecto blanquecino, se debilita, las hojas en esa zona se doblan y la parte superior empezará a marchitarse terminando completamente seca. Las plantas pierden superficie foliar con la consiguiente pérdida de rendimiento. Las consecuencias son más negativas cuanto más joven sea la planta. En Colombia es responsable de alrededor del 30-70% de las pérdidas en cultivos de cebolla en Suramérica.
La enfermedad se ha reportado en América, Norte, Este y Sur de África, Oeste y Este de Asia, Europa, Australia, Chile y Nueva Zelanda. Este hongo está presente donde las temperaturas son frías. En los trópicos ataca más a las cebollas sembradas en regiones montañosas.
El primer síntoma es la aparición de manchas alargadas de color más claro que el resto de las hojas, localizadas generalmente en la mitad de las hojas.En condiciones de humedad elevada las manchas se recubren con las esporas del hongo tomando las lesiones un color violeta azulado. En tiempo seco, las manchas adquieren un color blanquecino. Esta enfermedad ataca de preferencia las hojas más viejas. En producciones para semilla afecta los tallos florales produciendo una lesión que circunda todo el tallo y que puede llegar a doblar y quebrar la planta debido al peso de la umbela.Las plantas infectadas sistémicamente se enanizan y tienen hojas verde pálido. Cuando las lesiones son localizadas en las hojas o escapos florales manifiestan manchas decoloradas, cloróticas y terminan secándose en la punta.
Temperaturas: la temperatura óptima es de 15º y superior a 25º C. Humedad superior al 90%.
Afecta hojas, tallos, inflorescencias y bulbos.
El mildiu puede mantenerse en variedades de cebolla perennes, en cebollas voluntarias infectadas y en los residuos de cosecha. Las esporas sexuales (oosporas) pueden sobrevivir en el suelo siendo capaces de infectar las plántulas de cebollas y de las futuras siembras. Durante el ciclo del cultivo de cebolla este hongo produce esporas (conidia) que son llevadas por el viento para infectar nuevas plantas. Las primeras infecciones ocurren en el follaje exterior y después se generaliza. Los bulbos son afectados y no completan su crecimiento normal, llegando a ser blandos e inmaduros. El patógeno inverna como micelio en los bulbos y como oospora (estructura de descanso) en el follaje afectado.Para la infección de nuevas hojas, las esporas no necesitan lluvia si hay sereno en las hojas durante la noche y la mañana. Una vez que el hongo se establece, éste completa su ciclo de vida en 11 a 15 días. A través de las conidias transportadas por el viento. Los bulbos que se dejan para semilla pueden ser fuente de infección. Las oosporas de invierno, que se forman en las hojas afectadas, permanecen viables en el terreno hasta la próxima estación, iniciándose de esta manera la infección.

Este patógeno puede afectar severamente a los cultivos de ajo, cebolla, puerro, cebollín y otras especies del genero Allium.

Su presencia es generalmente en plantas adultas o avanzadas y sólo bajo condiciones especiales ocurre en plantas jóvenes.

1. No efectuar siembras o plantaciones excesivamente densas ya que la ventilación de las plantas queda reducida y la humedad persiste.

2. Procurar un buen drenaje en el cultivo y evitar zonas sorregadas.

3. Vigilar atentamente, sobre las plantas más sensibles o zonas más propicias, los focos primarios de infección y no infravalorar su importancia.

4. Mantener alejados entre sí los cultivos de ciclos distintos.

5. Destruir los restos de cultivos infectados, con lo que se reducirá el inóculo inicial de la enfermedad.

6. Practicar, si es posible, la rotación de cultivos, sobre todo en parcelas donde la cebolla haya sufrido ataques importantes.

7. Uso de semilla y desinfectada.

8. Tener la planta protegida con fungicidas protectivos.

Descripción

PRODUCTOS RECOMENDADOS

Top

Tipo de Producto