Botrytis

Botrytis cinerea

El hongo B. cinerea afecta flores, tallos y frutos. En hojas, el hongo produce lesiones de color café oscuro localizadas en el ápice, que se caracterizan por no presentar halo clorótico, pero sí algunos anillos concéntricos por el haz de la hoja y un abundante moho café por su envés, que corresponde a la esporulación del hongo que causa la enfermedad. El patógeno afecta los pecíolos de las hojas y las flores, donde también produce lesiones de color café claro a oscuro, con abundante esporulación. El hongo puede afectar frutos recién formados, verdes y próximos a cosechar. En los frutos las lesiones son blandas y acuosas, y se presentan en la región apical y en la unión del pedúnculo con el fruto, y se caracterizan por la abundante. Esporulación de color grisáceo o café oscuro.

Cuando en cultivos se presentan condiciones de humedad relativa baja, el hongo no desarrolla los síntomas típicos de pudrición acuosa o moho gris, y se muestra la llamada mancha fantasma en los frutos.

Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
  • Detección
  • Perjuicios

SINÓNIMO: Botryotinia fuckeliana (de Bary) Whetzel.
ORDEN: Helotiales

Botrytis, añublo foliar, moho gris, mancha fantasma del fruto, podredumbre gris, tizón de la flor.
La botrytis es la enfermedad más común de las plantas cultivadas en los invernaderos. Esta enfermedad aparece principalmente en forma de tizones de inflorescencias y pudriciones del fruto, pero también como chanchos o pudriciones del tallo, ahogamiento de las plántulas, manchas foliares y como pudriciones del tubérculo, como un bulbo y raíces. Bajo condiciones húmedas el hongo produce una capa fructífera conspicua de moho gris sobre los tejidos afectados. En este momento, es uno de los problemas más graves de los cultivos protegidos y al aire libre del litoral mediterráneo. Produce pérdidas considerables en la cosecha y almacenamiento. La suma de pérdida varía entre el 0 % y el 100%, siendo la media a nivel mundial del 30%. Se pueden alcanzar pérdidas normales del 25%.
Este patógeno se encuentra distribuido en todo el mundo y afecta más de 200 géneros de plantas incluyendo al chile y tomate. En Colombia es una de las enfermedades aéreas más importante en cultivos de invernaderos y al aire libre, sus reportes son más incidentes en Antioquia y Huila.
Al inicio de la infección aparecen áreas de color verde claro a amarillento en la parte superior de las hojas adultas, luego aparecen las masas de minúsculas vellosidades color verde oliva en la parte inferior de las hojas. A medida que la enfermedad avanza, las hojas inferiores se vuelven amarillas y se caen. Este hongo afecta principalmente las hojas, pero puede atacar los tallos, flores y frutos. Los daños en frutos inician con manchas suaves de color verde olivo, las cuales pueden extenderse hasta cubrir todo el fruto. En los frutos en el pedúnculo puede causar una pudrición suave que pudiera confundirse con una infección bacteriana.
Temperaturas: requiere temperaturas medias 18 a 24ºC (infección en 5 horas). Humedad: sobre 80% (agua libre sobre tejidos).
El hongo B. cinerea afecta flores, tallos y frutos.
El ataque del hongo puede realizarse de una manera directa a las plantas que presenten lesiones. El hongo germina con las esporas que se encuentran en el exterior y, rompen la cutícula, el micelio llega al interior de la planta y se propaga de unos a otros a partir de los primeros focos. Las esporas que han germinado rara vez penetran directamente en los tejidos que muestran un crecimiento activo, pero lo hacen en tejidos de la planta a través de heridas o después de que se han desarrollado durante un cierto tiempo y han formado micelio sobre los órganos afectados. Luego que los órganos se encuentran afectados por el hongo, este inicia su crecimiento en forma de esclerosis y da muerte a las células adyacentes al punto de penetración.Luego se presentan lesiones alargadas hundidas, blandas y oscuras, a través de estas se pueden presentar marchitamiento, debilitamiento, quebrantamiento y pudrición en los órganos afectados. Bajo condiciones de humedad produce la capa fructífera con aspecto de moho gris sobre los tejidos afectados. El hongo libera fácilmente sus conidios cuando el clima es húmedo y luego éstos son diseminados por el viento, las herramientas y el salpique del agua de lluvia.

Tomate, fresa, uva, pimiento, manzana, pera, cebolla, cítricos, clavel, crisantemo, rosas, violeta africana, begonia, ciclamino, dalia, geranio, jacinto, lirio, tulipán, mora, alcachofa, fríjol, remolacha, col, zanahoria, pepino, berenjena, plátanos, lechuga, pimiento, calabaza, arándanos.

Este hongo puede afectar a la planta cuando está en la etapa de formación de frutos, maduración y cosecha.
Para disminuir los daños ocasionados por esta enfermedad se recomienda:

  1. Una buena aireación dentro del cultivo mediante deshoje, poda y recolección de partes afectadas.
  1. Realizar un adecuado manejo de arvenses y acompañarlo de aspersiones foliares de cepas de Trichoderma koningii, las cuales disminuyen el moho gris en el cultivo.
  1. Muestreo y monitoreo: realizar revisiones semanales en el cultivo durante los periodos lluviosos para detectar los síntomas de la enfermedad.
  1. Realizar podas sanitarias cada uno o dos meses, eliminando hojas afectadas y desplazarlos a lugares alejados del cultivo para su posterior destrucción.
  1. Es importante evitar las siembras demasiado densas en condiciones de baja luminosidad.
  1. Aplicación de cubiertas plásticas de invernadero con absorción de luz ultravioleta ya que reducen la esporulación y la tasa de colonización epidermal.

Descripción

PRODUCTOS RECOMENDADOS

Top

Tipo de Producto