Antracnosis de los cítricos

Colletotrichum acutatum

 

Colletotrichum acutatum es una enfermedad que se manifiesta en los pétalos de las flores en forma de manchas de color marrón, sobre las cuales crecen las fructificaciones del hongo en forma de acérvulos de color anaranjado, muy vivos. Normalmente, esta enfermedad causa lesiones solamente en flores abiertas, pero, si las condiciones son muy favorables, también puede afectar las flores en botón e incluso en cabeza de alfiler. Después del ataque, los pétalos se secan y se quedan pegados a la inflorescencia. Los frutos se caen, el pedúnculo y el cáliz se quedan adheridos al tallo. Esas estructuras se llaman comúnmente botones o estrellas. La antracnosis es la única enfermedad que produce estos botones y, por tanto, estos son muy útiles para diagnosticar el problema. Cuando hay un ataque severo de la enfermedad, las hojas alrededor de la inflorescencia están deformadas, torcidas y con las nervaduras agrandadas.

Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

SINÓNIMO: Glomerella acutata Guerber & J.C. Correll.
ORDEN: Glomerellales

Antracnosis de los cítricos, mal seco de los cítricos, mancha de los frutos y caída prematura de los frutos.
Colletotrichum acutatum es una enfermedad de importancia económica en la producción de cítricos en el trópico y subtrópico a nivel mundial, ya que afecta directamente a las flores y produce la caída de los frutos, y por ende su calidad y su comercialización. C. acutatum es responsable de reducir el rendimiento de la producción en un 49% y se han reportados pérdidas de más del 70% de la producción. En zonas con epidemias severas durante la floración pueden perder hasta el 100% de la producción.
Fue registrada en Florida (Estados Unidos) desde 1886. Posteriormente se registró en Belice en 1956 y actualmente se encuentra distribuida ampliamente en el continente americano, desde Argentina hasta Florida, en Estados Unidos. En Colombia fue observado por primera vez en 1979 y conocida principalmente como la caída prematura de la fruta.

Los primeros síntomas de la enfermedad se manifiestan en los pétalos como una necrosis acuosa de color naranja a café; los pétalos necrosados quedan adheridos a la parte basal del disco floral con apariencia dura, seca y de color café rojizo. En ataques severos, el patógeno afecta racimos florales enteros cuando las condiciones para su desarrollo son favorables. Posteriormente, los frutos en desarrollo toman una coloración amarillenta en la base, que avanza hasta cubrirlos por completo y ocasiona su caída cuando tienen aproximadamente un centímetro de diámetro.

Para el proceso de desarrollo de la enfermedad, existen factores abióticos importantes para que lograr la germinación y la infección en el cultivo. C. acutatum necesita una temperatura óptima para su crecimiento entre 24ºC - 27ºC, humedad relativa superior al 85% y una altitud desde los 800 msnm hasta los 2000 msnm. Con estas condiciones el hongo puede infestar más del 90% de las flores y los síntomas se pueden notar después de 2 a 3 días.
Afecta a flores, frutos, hojas y tallos.

El ciclo de la enfermedad inicia cuando los conidios del hongo se producen de manera abundante en los acérvulos formados sobre los pétalos de flores infectadas. Los conidios son dispersados por la lluvia y el viento, se depositan en los tejidos vegetativos del árbol, donde pueden germinar para formar apresorios y esporas, a veces permanecen sin germinar y ocasionan infecciones latentes. En ausencia de floración, estos pierden viabilidad con el tiempo. Sin embargo, cuando se inicia la floración y las épocas de lluvias, las esporas del hongo se producen en grandes cantidades, llegando a producir más de un millón de esporas sobre una sola flor y se empieza a observar un aspecto de polvillo color anaranjado, que corresponde a las masas conidiales del hongo. La dispersión del hongo, además de la lluvia y del viento, puede ocurrir por los equipos de cosecha, por los trabajadores, el transporte de material vegetal y en algunos casos puede haber diseminación por insectos. El proceso de la infección y germinación es de 12 a 18 horas, si las condiciones de humedad prevalecen, alrededor del 90% de las flores pueden mostrar síntomas a los 3 – 4 días después de la infección.

La mayoría de especies de cítricos, especialmente naranja, limón y toronja.

La mayoría de especies de cítricos, especialmente naranja, limón y toronja.

C. acutatum afecta al cultivo en la etapa de floración y fructificación.

1. Utilizar semilla que provenga de plantas sanas y en viveros registrados.

2. Recolectar periódicamente las partes afectadas con el hongo y enterrarlas.

3. Tener un buen manejo de malezas o arvenses donde se puede alojar la enfermedad.

4. Podar las ramas y hojas afectadas, y retirarlas del lote, asegurándose de eliminarlas para que no sean fuente de inóculo.

5. Aplicar fungicidas de manera preventiva, al inicio de una floración, antes de la apertura floral o cuando se presenten los primeros síntomas de la infección.

6. Se recomienda realizar aplicaciones semanales, durante la floración, de Bacillus subtilis, ya que se han reportado reducciones significativas en el número de flores afectadas por C. acutatum y la cantidad de botones permanentes o estrellas.

7. El control se debe realizar con fungicidas con amplio espectro con propiedades preventivas, curativas y erradicantes.

Descripción

PRODUCTOS RECOMENDADOS

Información adicional

Presentación

,

Top

Tipo de Producto