Categorías

Agricultura de precisión

Nacida a principios del siglo XX, la agricultura de precisión surge como parte de las estrategias tomadas para revolucionar la agricultura convencional. Se generó a consecuencia de la creciente mecanización y avanzó cuando se introdujeron innovadores métodos de modificación genética. ¡Conozcamos a fondo esta eficiente metodología!

¿Qué es el agro de precisión?

La agricultura de precisión, también conocida como agricultura por satélite, agro de precisión o manejo sitio-específico de los cultivos (SSCM), se trata de un proceso en donde se lleva a cabo la observación, la medición y la respuesta a la variabilidad de los cultivos que utilizan la tecnología de la información (IT).


En otras palabras, se puede decir que el agro de precisión, es la adquisición y el funcionamiento con precisión de información (casi en tiempo real) para la agricultura, en donde se implementan las más actuales técnicas informativas. El objetivo principal de esta metodología es desarrollar las soluciones más eficientes.

Beneficios de la agricultura de precisión

Los beneficios del agro de precisión son claros y contundentes. Veamos los principales:

El enfoque de este tipo de agricultura se basa en definir los cultivos y preparar los suelos con el fin de obtener no solo una productividad óptima (teniendo presente siempre aquellos puntos críticos, espacios con problemas o enfermedades e incluso aquellas áreas no preparadas o cultivadas), sino para salvaguardar los recursos y garantizar la protección y sostenibilidad del medio ambiente.

Bajo el enfoque de la agricultura convencional, este proceso ayuda a solventar aquellos problemas críticos, como el desperdicio de recursos, el impacto en el medio ambiente y los elevados costes.

Por otro lado, al ser una metodología que se apoya en gran medida en la utilización de equipos tecnológicos, el trabajo de los agricultores se facilita enormemente, optimizando más su tiempo y pudiendo realizar muchas más tareas.

Así mismo, este es un sistema que ayuda a ser más eficientes y objetivos al momento de realizar aplicaciones de agroinsumos.
Por último, reduce los tiempos de planeación, ya que se pueden ubicar con mayor facilidad las áreas, la cantidad de plantas y las proyecciones de costos. La agricultura de precisión mejora hasta en un 25% el tiempo al momento de tomar decisiones con respecto a las problemáticas presentes en el campo.

Aplicaciones de esta agricultura

Como ya sabemos, el agro de precisión permite la gestión y el control de los campos a distancia, lo cual se hace mediante la utilización de dispositivos tecnológicos como sensores, drones, satélites, entre otros. Esto nos permite ser más específicos en la vigilancia del desarrollo desde las alturas.


Utilizando estas herramientas tecnológicas se pueden obtener y almacenar todos los datos de los terrenos, fuentes hídricas, praderas y cultivos en un solo lugar, recibir los datos históricos, hacer informes y compartir toda la información con las personas involucradas en el proceso, como agricultores, ganaderos, agrónomos, proveedores de suministros, comerciantes, seguros, etc.

Agricultura de precisión con drones

Por su parte, la monitorización con drones (agricultura de precisión con drones) es una de las técnicas que ha tenido mayor crecimiento y aceptación en el sector agropecuario. Los drones en conjunto con la utilización de sensores, cámaras térmicas e instrumentos de aspersión forman parte de una de las mejores herramientas de monitoreo y análisis para conseguir toda la información de valor acerca de los cultivos. Los cuales nos permiten tomar decisiones casi en tiempo real.

Con la utilización de drones se puede obtener un mejor panorama y evaluar con bastante precisión los cultivos y praderas. Así mismo, se pueden realizar todo tipo de análisis topográficos.

Por otro lado, permiten observar los diversos aspectos de los cultivos, tales como: estados fitosanitarios, niveles de clorofila, índices de respiración y estrés hídrico, estados nutricionales, entre otras variables importantes para el ejercicio productivo.

Agro_Invesa4

Proceso de implementación de la agricultura de precisión

El proceso de la agricultura de precisión inicia con la recopilación de datos, pero eso no lo es todo. El secreto está en saber interpretar esos datos para poder tomar las mejores decisiones. En este sentido, existen una serie de herramientas para el procesado de datos como los índices de vegetación para la agricultura.

La siembra se lleva a cabo en función a las condiciones de las tierras arrojadas por todos los datos recopilados. En esta parte del proceso se siembran las plantas de acuerdo a las características de cada terreno.

El trabajo se centra en: lograr una precisión en la dosificación y la profundidad; obtener cuerpos de siembra estabilizados; controlar la velocidad de avance y densidad; un mejor trazado de surcos para evitar una superposición.

El éxito del crecimiento de los cultivos y la respectiva cosecha dependerá del cuidado que se tenga al realizar esta acción.

Para que una agricultura de precisión esté completa, también es indispensable recopilar información sobre el ciclo de crecimiento de las plantas. Esto les permitirá a los agricultores determinar el momento adecuado para aplicar las acciones sobre el terreno, lo cual incluye la aplicación con precisión de fertilizantes, fungicidas o insecticidas, o la distribución asertiva de sistemas de riego y drenaje.

Ahora bien, debido a que los terrenos presentan diferencias en la composición del suelo, los requerimientos de nutrientes, la capacidad de retener el agua, entre otros aspectos, se vuelve necesario aplicar la técnica de zonificación, la cual permite obtener un mejor enfoque para así determinar con precisión las capacidades de la tierra y poder manejarla adecuadamente.

Esta etapa se lleva a cabo con la ayuda de fotografías a gran altura recopiladas y la realización de un análisis comparativo de los datos históricos.

Para nadie es un secreto que la tecnología ha brindado soluciones a múltiples tareas extenuantes que hacían las personas y las labores agropecuarias no son ajenas a esta transformación. Por ejemplo, gracias a la tecnología hemos pasado de hacer surcos con tracción animal a realizar surcos a través de maquinaria especializada, de proteger y fertilizar manualmente a hacerlo a través de drones.

En la actualidad existen un sin número de aplicaciones que permiten determinar la cantidad de material de siembra o los nutrientes necesarios por lote, incluso con mayor exactitud que los humanos. Existen máquinas (con piloto manual y automático) con la suficiente inteligencia para distinguir las malas hierbas de las plantas y el estado de madurez de las frutas.

Nuestro proceso

En nuestro caso, el proceso empieza con la definición del área y la realización de un vuelo con drones de última generación. En donde un experto piloto, apoyado de herramientas de GPS, genera puntos de control con el fin de obtener la mayor precisión posible.

Seguidamente, se define el área real de los lotes productivos y se ubican las áreas de protección y las no cultivables, para definir la viabilidad de llevar a cabo un proyecto agrícola.

Por otro lado, se realiza el inventario de plantas sembradas y en buen estado, para definir las líneas de trabajo y la compra de los insumos y fertilizantes. Esto ayuda a proyectar las ventas.

De manera continua, se evalúa la salud de los cultivos, lo que permite hacer correcciones a tiempo.

Periódicamente se llevan a cabo vuelos, los cuales permiten comparar el desarrollo de las actividades programadas con las que se implementaron.

Sin lugar a dudas, la agricultura de precisión es una metodología que ha llegado para revolucionar el sector, teniendo en cuenta los múltiples beneficios que se obtienen al implementarla, en los que se destacan la reducción del consumo de materias primas y la protección de la naturaleza.

En Invesa brindamos soluciones tecnológicas de precisión pensadas en los requerimientos de los terrenos y de su entorno.

Top

Tipo de Producto

Tipo de Producto

Tipo de Producto