Categorías

¡Lo que debes saber sobre la pintura blanca!

pintura blanca

Cuando hablamos de colores lo más común es pensar en amarillo, azul, rojo, verde y así sucesivamente, hasta llegar a todas las variaciones y tonalidades de colores. Sin embargo, en el mundo del interiorismo y todo lo que tiene que ver con la decoración de los espacios de nuestro hogar, la pintura blanca es una de las preferidas. Continua con nosotros y aprende un poco más sobre su implementación, datos interesantes y los diversos tipos o tonalidades que existen. ¡Comencemos!

Particularidades del color blanco

Podemos decir que el color blanco no puede obtenerse a partir de una mezcla de colores, en el caso de los pigmentos, pero cuando hablamos de colores luz, el blanco se puede encontrar al realizar la mezcla de sus tres colores primarios como son; el rojo, el verde y el azul. Ahora bien,  cuando se realiza la mezcla de un color con pintura blanca lo que puede obtenerse son tonos más claros y menos saturados del color en cuestión.

La pintura blanca y el color blanco dentro de la historia

Vamos un poco atrás en el tiempo. En el antiguo Egipto, así como en la Roma antigua, las sacerdotisas vestían de color blanco, lo cual simbolizaba pureza.  Por su parte en el caso de los romanos, las demás personas en general, utilizaban una toga blanca como símbolo de ciudadanía.

Por otro lado, el color blanco era el color utilizado por los reyes de Francia y del movimiento monárquico que se opuso a los bolcheviques durante la Guerra Civil Rusa. Misma que tuvo lugar desde 1917 hasta 1922.

De igual modo, se puede mencionar que los templos griegos y romanos encontraron y utilizaron el mármol blanco y, en los inicios del siglo XVIII, gracias a la llegada de la arquitectura neoclásica, la pintura blanca se convirtió en el color más común de encontrar en construcciones tales como; las nuevas iglesias, capitolios y otros edificios de carácter gubernamental sobre todo, en los Estados Unidos.

Para el siglo XX dentro de la arquitectura moderna el color blanco fue visto y utilizado como símbolo de modernidad así como de simplicidad.

El color y la pintura blanca en la prehistoria

En la época prehistórica la pintura blanca fue de hecho, uno de los primeros colores utilizados en el arte  de dicha época. La cueva de Lascaux en Francia contiene dibujos de toros así como, de otros animales que fueron dibujados por artistas paleolíticos entre 18.000 y 17.000 años atrás.

Ahora bien, para tales dibujos, los artistas paleolíticos usaban calcita o tiza, en ocasiones usando como fondo, o punto culminante, junto con el carbón, el ocre rojo y amarillo en sus vívidas pinturas rupestres.

Tal como hemos mencionado, estos casos puntuales en la historia, existen muchos otros datos que resaltan el uso de la pintura blanca durante el pasar de los siglos, demostrando su importancia como color dentro de la sociedad, en ámbitos muy variados.

Significados asociados con el color blanco

Podemos decir que el blanco es neutral, porque no se asocia con la temperatura o con un género. Sin embargo, sí es visto como un símbolo de la pureza, la castidad, la bondad y la inocencia. Y del mismo modo, puede ser utilizado como símbolo de paz, pulcritud y vacío. Mientras que, en las culturas orientales, el blanco es símbolo de luto.

Hacer uso de la pintura blanca brinda cierta luminosidad y transmite una sensación de amplitud, frescura y limpieza. Es también utilizado para calmar, proteger, dar confort y tiene un efecto de olvido y libertad.

En cuanto a los aspectos negativos del uso del blanco, puede decirse que, su uso excesivo puede causar sentimientos de soledad, frialdad y aislamiento.

Finalmente, dentro de la psicología del color, el blanco es asociado con lo ligero, la modestia, la simplicidad y la perfección.

Tipos de pintura blanca que puedes encontrar

Puede que pienses ¡Blanco es blanco! ¡Es un color único! Sin embargo, cuando hablamos de pintura blanca podemos decir que existen varias tonalidades de blanco. A continuación te enlistamos algunas de ellas.

  • Blanco puro. Se trata del blanco más común; sin matiz, ni esencia, ni una ligera coloración, es simplemente blanco. Utilizar pintura blanca de este estilo puede generar un espacio lleno de tranquilidad, homogéneo, sin distracciones.
  • Blanco roto. Es muy similar al anterior, pero se puede apreciar una ligera tonalidad grisácea. Y puede combinarse con otros blancos así como con colores suaves. Se usa mucho cuando se quiere generar un toque estilo vintage y brindar un aire envejecido al espacio.
  • Blanco seda. En este tipo de blanco los matices que se aprecian son de gris claro similar al blanco roto, pero en este caso se aprecian más. Es un blanco que aporta buena iluminación y es ideal para ambientes sofisticados, muy común de encontrar en lugares como museos y galerías de arte.
  • Blanco frío. Este tipo de pintura blanca presenta matices de color azul, lo que brinda la apariencia de que emite luz fluorescente. Es un blanco ideal para utilizar en piezas que se encuentren orientadas al sur.
  • Blanco tiza. Es un blanco que contiene visualmente ciertos matices de gris muy claros, siendo una buena opción para utilizar en complementos, muebles y en texturas. Su uso es muy común para un living room o en el baño.
  • Blanco crema. Se trata de un blanco cálido, pues nos muestra unos tonos amarillos y es sin duda, el tipo de blanco más fácil de diferenciar. Es un tono que transmite paz y calma, lo que lo hace ideal para lugares tranquilos. Combina muy bien en viviendas de madera y con mobiliario y textiles de color blanco marfil.

Como puedes ver, el blanco es mucho más que algo que no tiene color, representa un gran número de cosas, sensaciones, sentimientos. Y si hablamos de la pintura blanca, esta puede generar ciertas percepciones de un espacio, dar la idea de amplitud por ejemplo, y mucho más. Así es que, puede ser una excelente opción si estás pensando en darle un toque de pintura a alguna sección de tu casa. 

Top

Tipo de Producto

Tipo de Producto

Tipo de Producto