Chinche del arroz

OEBALUS INSULARIS STAL

Los adultos son de color marrón claro o pajizo, observándose unas depresiones amarillentas en el tórax, que semejan dos medias lunas. El macho es ligeramente menor que la hembra, con longitud del cuerpo de 8,38 y 9,22 mm, como promedio, respectivamente. Las ninfas pasan por cinco instares, siendo en los dos primeros de color verde, éstas se tornan más oscuras con el tiempo. La longitud corporal es de 1,11 a 6,11 mm, como promedio de los diferentes instares.

La hembra deposita los huevos en masa u ordenados en doble hilera y generalmente sobre el haz de la hoja, aunque también oviposita sobre las panículas y el tallo. Los huevos tienen forma de barril y miden, en promedio 1 mm de alto por 0.7 mm de diámetro. Recién ovipositados son verdes y se tornan de color rojo oscuro al acercarse la eclosión.

Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
  • Detección
  • Perjuicios

SINÓNIMO: Mormidea ypsilon Fabricius.
FAMILIA: Pentatomidae
ORDEN: Hemíptera

Chinche del arroz, chinche hedionda, chinche de las espigas, chinche del grano, chinche de la panoja.
En altas poblaciones, esta plaga puede ocasionar hasta el 50% de pérdidas. Debido al daño causado por los chinches, se reduce el rendimiento, tanto en cantidad como en calidad, lo que incide en pérdidas económicas al productor.

La afectación en el rendimiento agrícola es entre el 27 al 65% con poblaciones entre 0.3 a 1.1 O. insularis por panícula de arroz. Si el arroz es destinado a la producción de semilla ocurre una disminución de la germinación entre 6 y 14 % cuando es afectado por densidades poblacionales entre 0.3 y 1.1 chinches por panículas.

El rendimiento industrial también es afectado por la alimentación de O. insularis llegando este hasta el 9% cuando incidieron 0.3 insectos por panícula.
En 1882 Riley hizo el primer reporte económico de daños ocasionados por esta plaga en La Florida. Desde entonces se ha informado de la presencia de esta plaga O. insularis en Florida, México, todos los países de América Central, Colombia, Cuba y El Caribe. Normalmente es una plaga de menor importancia en Centroamérica.
El chinche es conocido por su olor fétido producido por las glándulas aromáticas en sus abdómenes, que penetran el grano en desarrollo con sus partes bucales chupadoras y remueven el líquido blanco conocido como "leche". El daño temprano en el desarrollo del grano evita su llenado.

Los chinches, al principio, buscan alimentarse de gramíneas arvenses. Luego pasan al arroz, alimentándose y reproduciéndose activamente. Característico de estos chinches es su agrupamiento inicial como formas jóvenes para luego dispersarse como adultos. Estos agrupamientos iniciales deberán detectarse y combatirse para evitar la dispersión de adultos.
Metamorfosis hemimetábola. En el estado de huevo puede tardar de 3 a 4 días para eclosionar, el chinche pasa por cinco estados ninfales, su desarrollo puede durar entre 16 a 20 días y los adultos viven de 63 a 79 días.
Ninfas y adultos
El daño ocasionado por el chinche ocurre cuando las ninfas y adultos succionan el jugo de los granos, desde el momento en que éstos se encuentran en estado de llenado o lechoso hasta el momento de maduración. Cuando el grano se vuelve consistente la actividad de los chinches se reduce. Producto de la succión de los líquidos de los granos, muchos de los granos que se producen son vanos o estériles.

Además se encuentran muchos granos manchados debido a la acción secundaria de hongos, los cuales penetran a los granos a través de agujeros ocasionados por el chinche. También los granos pueden ser deformes o muy frágiles por lo que se quiebran con facilidad en el proceso de trillado, lo que reduce la calidad del grano.

Liendre puerco (Echinochloa colona)
Pasto alemán (E. polistachia)
Falsa caminadora (Ischaemum rugosum)
Arroz rojo (Oryza sativa)
Pata de gallina (Eleusine indica)
Paja brava (Paspalum paniculatum)
Cebadilla (Digitaria sanguinalis)
Pangola (Digitaria decumbens)
Paja mona (Leptochloa filiformis)
Luziola (Luziola subitegra)

Arroz, avena, cebada, trigo, maíz y gramíneas.

El insecto al alimentarse del grano realiza frecuentes picaduras lo que permite la entrada de microorganismos patógenos, como por ejemplo Bipolaris oryzae y Helminthosporium solani.
Para el control del chinche se recomienda, realizar muestreos temprano en la mañana o en la tarde, cuando los insectos están sobre las espigas. Existen varios métodos prácticos para realizar los conteos del insecto y determinar el nivel poblacional. Algunos de ellos son:

El muestreo visual: este se recomienda que se inicie al aproximarse la floración del cultivo y con una frecuencia semanal. Al iniciarse la etapa de floración, el muestreo debe realizarse con mayor frecuencia, al menos dos veces por semana, iniciando cuando existe 5% de floración en el campo.

Monitoreo del daño: para monitorear el daño en el grano, se pueden sumergir los granos en una solución caliente (54°C) de ácido hidroclórico (0,03 – 1,5 N) durante 1 minuto, con el objetivo de oscurecer los puntos manchados, lo cual facilita el conteo de los granos dañados.

Umbral de acción: en el método de captura, el umbral de acción es de 4-5 insectos en las 10 barridas y para la etapa de llenado del grano es de 10 insectos en las 10 barridas.

El control cultural y manejo integrado debe ser preventivo y curativo, se deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones para reducir las poblaciones de los insectos:

Eliminación de restos de cosechas y malezas: teniendo en cuenta el elevado número de malezas que sirven de hospederas de O. insularis debe incluirse en los programas de control la limpieza sistemática de los diques, canales y caminos, así como la rápida destrucción e incorporación al suelo de los restos de la cosecha, ya que frecuentemente se observan en los retoños numerosas puestas de huevos de este insecto.

Época de siembra del cultivo: el ajuste de las fechas de siembra debe realizarse para que los picos de actividad de O. insularis no ocurran en los periodos críticos del arroz (floración estado lechoso del grano).

Para el control biológico existen principalmente parasitoides como Telenomus podissi y T. latifrons. Igualmente existen depredadores como arañas y avispas que se alimentan de los chinches.

Además de parásitos y depredadores, en la naturaleza existen diversas especies de hongos entomopatógenos, cuyo efecto es muy conocido sobre diversos tipos de chinches. Entre los principales hongos reportados como controladores naturales de chinches están cepas de Beauveria bassiana y de Metarrhizium anisopliae.

PRODUCTOS RECOMENDADOS

Top

Tipo de Producto