Broca del café

HYPOTHENEMUS HAMPEI FERRARI

La broca es un pequeño insecto, de cuerpo fuerte y pubescente, de color marrón oscuro brillante, miden 1,50 mm de longitud. Se caracterizan por ser similares a pequeños gorgojos. Las hembras son más grandes que los machos, siendo estos ápteros mientras que las hembras pueden volar a distancias cortas, sus mandíbulas son cortas y poderosas; las hembras prefieren atacar frutos maduros cuando están disponibles, luego que una hembra entra al fruto construye galerías y coloca unos huevos ovoides en depósitos de color verdes, marrones o grises en el endosperma. Las larvas son vermiformes, ápteras, ápodas, blancas y de cabeza marrón; miden de 0,7 a 2,2 mm de largo y de 0,2 a 0,6 mm de diámetro, tienen mandíbulas fuertes prolongadas hacia adelante y su cuerpo está cubierto por pilosidad blanca. Las pupas son al principio blancas pero luego se van amarilleando y pueden medir entre 0,5 y 1,09 mm.

El adulto hembra una vez emerge de la pupa está listo para aparearse y unos tres días después puede iniciar posturas. El adulto macho de la broca solo tiene función reproductora. Es de menor tamaño, y se encuentra siempre en el interior de los frutos, además es incapaz de perforar un fruto. Debido a que los músculos de sus alas se encuentran atrofiados, no puede volar.

Las hembras adultas de la broca perforan con sus mandíbulas el fruto por el área de la corona u “ombligo” del grano construyendo un túnel hacia el interior para depositar sus huevos en el endospermo y alimentarse. El número de huevos que pone una hembra es de 40 o más.

Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

SINÓNIMO: Cryphalus hampei Ferrari.
FAMILIA: Curculionidae
ORDEN: Coleóptera

Broca del fruto del cafeto, barrenador del café, gorgojo del café, broca del café y taladro de cerezas del cafeto.
Es una plaga directa, pues perjudica el producto que se desea cosechar, es decir, el grano, disminuyendo el rendimiento y mermando su calidad.

El rendimiento es afectado de varias formas:

1. Por la pudrición de los granos perforados en formación que provocan microorganismos saprofitos.

2. Por la caída de frutos jóvenes perforados.

3. Por la pérdida de peso que sufre el grano consumido por el insecto. Además, la broca puede contaminar al grano con hongos que producen ocratoxinas como Aspergillus ochraceus.

A mayor porcentaje de infestación menor peso de café pergamino y de hecho, mayor porcentaje de pérdida, de tal manera que para valores de 5, 20, 40 y 100% de infestación, hay una pérdida en la producción del 2,2; 8,1; 15,3 y 57,2%, respectivamente.

Por eso los caficultores no deben permitir en sus lotes un nivel de infestación de broca del café superior al 5%.
La broca del café es originaria del África ecuatorial y fue introducida al continente americano a principios del siglo pasado. En América se detectó en 1913 en Brasil, en Perú desde 1962, Guatemala en 1971, Honduras para 1977, México en 1978, desde 1979 en Bolivia, para 1981 en El Salvador y el Ecuador; en 1988 se encontró en Nicaragua, y desde este mismo año se registró en Colombia por primera vez en el Sur y su dispersión ha sido rápida.
La broca es un pequeño insecto de color marrón oscuro brillante y su cuerpo está cubierto de pelos muy finos (setas). Tiene un parecido muy similar a un pequeño cálculo y su tamaño se asemeja a la cabeza de un alfiler.

Su ataque es específico a los frutos del cafeto del cual es un parásito obligado. Solamente se reproduce dentro del grano del café, aunque puede vivir y alimentarse en otras plantas.
Metamorfosis holometábola. Los huevos tardan 5 a 6 días para eclosionar, las larvas de 10 a 26 días, la pupa de 1 a 2 días y adultos pueden vivir de 30 a 190 días.
Larvas y adultos
La broca del café es el insecto más importante que afecta el café en los países cafeteros donde ha llegado. Hace el daño al atacar el fruto del café y reproducirse internamente en el endospermo, y causa la pérdida total del grano y en muchos casos, su caída prematura; además, reduce la calidad del producto final.

La broca del café se desarrolla y reproduce principalmente en semillas o granos de varias especies de plantas, de las cuales se mencionan alrededor de 50 plantas hospederas para la broca del café, entre hospederas primarias que son indispensables para la alimentación y la reproducción, y hospederas alternas usadas como alimento o escondrijo temporal.

Peladera (Leucaena leucocephala)
Besito (Psychotria luconiensis)
Jazmín del río (Cleome rutidosperma)
Operculina turpethum
Ricino (Ricinus sp.)
Regaliz americano (Abrus precautorius)
Clavelilla (Caesalpinia sp.)
Rabo de iguana (Calopogonium mucunoides)
Bicho de café (Cassia occidentalis)
Bejuco de palomita (Centrosema plumieri)
Patito (Centrosema pubescens)
Matraca (Crotalaria juncea)
Leucaena glauca
Dormidera (Mimosa pudica)
Fonche (Hibiscus sp.)
Ligustrum pubinerve
Oxyanthus sp
Solanum biflorum
Borrachera (Solanum nigrum)
Solanum seaforthianum

Café, guisante, ñame, tamarindo.

Ninguno.
1. Uno de los métodos más utilizados consiste en delimitar una superficie entre 1 y 5 hectáreas donde se seleccionan 20 sitios distribuidos uniformemente; en cada sitio se escogen cinco cafetos en línea; de cada cafeto se examinan (sin arrancar) 20 frutos y se registran los frutos perforados. Con esta información se calcula el porcentaje de infestación. El muestreo se realiza 2 a 3 meses después de la floración.

2. Las técnicas más comunes de control de H. hampei son las prácticas culturales, entre las que se incluyen la poda de cafetos, la regulación de la sombra y la maleza; la fertilización del suelo; la cosecha oportuna; y la recolecta de los frutos residuales después de la cosecha.

3. Varios hongos entomopatógenos atacan a la broca del café, pero Beauveria bassiana es la especie más común que infecta a H. hampei bajo condiciones naturales.

4. El umbral durante los períodos entre cosechas se establece en un 2% con el fin de no correr riesgos.

PRODUCTOS RECOMENDADOS

Top

Tipo de Producto