Hortalizas: Características, tipos,
propiedades y su adecuado cultivo

Las hortalizas juegan un papel fundamental en la alimentación de los seres humanos y animales, debido a que les aporta muchos beneficios a los mismos. Hoy te contamos todo lo relacionado a estas: características, propiedades, tipos y, como plus, algunas buenas prácticas para su adecuado cultivo, en caso de que seas productor o quieras adentrarte en ese mundo. ¡Acompañanos!

¿Qué son las hortalizas?

Las hortalizas son plantas herbáceas hortícolas que se pueden utilizar como alimento, bien sea, de forma cocida o cruda. Vienen siendo un tipo de grupo de alimentos, con propiedades significativas que influyen directamente en el bienestar de nuestro organismo.

En tal sentido, se diferencian de las verduras porque estas suelen ser los órganos verdes de las plantas (tallos, hojas, etc.).

¿Sabías que Colombia produce casi en su totalidad las hortalizas de consumo interno? 🇨🇴 En Colombia producimos desde tomate, zanahoria hasta repollo.🍅🥕🧅🫛 Estas hortalizas que son de consumo diario y hacen parte importante de la canasta familiar. ¿Cuáles son las qué tú consumes diaramente? 👨🏻🌾👩🏽🌾

Tipos de hortalizas

Existen numerosas clasificaciones de este grupo de alimentos, sin embargo, una de las más comunes es la relacionada a su forma de consumo:
En Colombia tenemos más de 3️⃣0️⃣ diferentes cultivos de hortalizas 🚜y seguramente has consumido muchos de estos cultivos ¡Tomates, cebolla larga, auyama, zanahoria, arveja, entre otros! 🍅🥕🧅🫛 Para el Agro Colombiano el sector de las hortalizas comprende una parte importante de la canasta familiar y son plantas de consumo humano que aportan grandes cantidades de nutrientes y vitaminas. 🌱

Hortalizas tuberosas

Estas hortalizas son aquellas cuya parte consumible crece debajo del suelo. Entre estas podemots mencionar los bulbos como el ajo o la cebolla; los tubérculos como las papas o las batatas; las raíces tuberosas como las remolachas y las zanahorias; y los rizomas como los ñames.

Hortalizas herbáceas

Dentro de este rango encontramos los vegetales cuyas partes consumibles se desarrollan por fuera del suelo, como por ejemplo, la lechuga, acelga, espárragos, repollo, tallos de apio; y flores como el brócoli, alcachofa y el coliflor.

Hortalizas de fruto

Estas son las que su parte consumible es el fruto de la planta. Aquí podemos encontrar la sandía, morrones, tomates, guisantes, entre otros.

La clasificación antes mencionada también se puede dividir en dos grupos: legumbres y verduras, siendo estas últimas las partes comestibles de vegetales como flores, tallos, hojas, etc.; mientras que las legumbres vienen siendo aquellos vegetales cuyas partes consumibles son las semillas, los frutos y las partes que crecen debajo del suelo.

Propiedades de las hortalizas

Lo más destacable de las hortalizas es su elevado contenido de micronutrientes (vitaminas y minerales). Aunque también poseen un alto porcentaje de agua y bajo porcentaje en proteínas, grasas e hidratos de carbono, pero no es tan relevante a nivel energético.

En tal sentido, la cantidad de agua suele superar el 80% de su composición; de allí, la razón de que tengan tan pocas calorías. Por su parte, el nivel proteico se centra en las enzimas y los hidratos de carbono que contienen vienen siendo carbohidratos disponibles y fibra. La proporción de grasa no supera el 1%.

Por otra parte, también encontramos azúcares libres en una baja cantidad. La glucosa, sacarosa y fructosa son las más significativas y el almidón lo encontramos en las raíces. Como parte de la fibra, está presente la celulosa, lignina, hemicelulosa y pectinas.

Si hablamos de las vitaminas presentes, se destacan una alta presencia de vitaminas hidrosolubles. Por ejemplo, la vitamina C sobresale entre todas y se encuentra presente en hortalizas como el perejil, pimiento, coles, entre otras; la vitamina B se encuentra en buena cantidad en los espárragos, coles y alcachofas; el ácido fólico se hace presente significativamente en hojas verdes como las espinacas.

Así mismo, poseen vitaminas liposolubles pero en muy baja cantidad. Dentro de este rango sobresale la provitamina A.

Del mismo modo, contienen minerales, siendo el potasio el más destacable (100 mg por 100 g). En el caso de la remolacha roja, esta supera los 300 mg. El sodio, el magnesio y el calcio forma parte de las propiedades de las hortalizas, sin embargo en muy pocas cantidades. En el caso del hierro, se encuentra en los guisantes, espinacas, perejil, coles, acelgas, lechugas con un contenido promedio de 2 – 6 mg/100g.

También, la mayoría de las hortalizas contienen ácidos orgánicos, como el ácido oxálico o el málico en la coliflor, coles, entre otros. El ácido cítrico se destaca en los tomates. Es de destacar, que el ácido oxálico puede ocasionar problemas de descalcificación.

Entre los pigmentos responsables del color de las hortalizas encontramos los carotenos, xantofilas, clorofilas, flavonoides y antocianos.

Cultivo de hortalizas

Sabiendo las propiedades de este grupo de alimento, podemos entender porque su cultivo se ha convertido en una actividad fundamental a nivel mundial. Las hortalizas juegan un papel muy importante en la calidad de la nutrición humana y la estabilidad alimentaria. ¡Y hoy te contamos cómo llevar a cabo esta actividad de la mejor manera!

Buenas prácticas de horticultura

Optimiza las aplicaciones fitosanitarias

Si quieres proteger tus plantas tienes que optimizarlas. Lo más conveniente es la incorporación de pulverizadores de calidad, aquellos que proporcionen un gran alcance y largas jornadas operacionales, pero que además ofrezcan una buena precisión en las aplicaciones.

Es muy importante identificar y analizar las principales plagas o enfermedades que estén afectando los cultivos, así como las medidas de control: biológico, físico, químico, cultural, que ayuden a erradicar o disminuir el problema.

También se vuelve indispensable hacer uso correcto de los equipos de protección y de los productos agroquímicos.

Recuerda siempre el uso de los implementos de equipos de protección personal cuando vayas a manipular agroinsumos. En Invesa nos interesa tu bienestar y el de tu finca y cultivos.

Presta mucha atención a la calidad y seguridad del agua

Como sucede con la mayoría de las plantas, desde su plantación y a lo largo de su desarrollo las hortalizas requieren agua, pero no se trata solo de regarlas, se debe garantizar la calidad de la fuente de agua en cada una de las líneas de riego.


Es de saber, que la condición de las líneas y el agua influyen directamente en el ciclo de crecimiento de las plantas. De allí, que una de las mejores prácticas de gestión de las líneas de agua, sea el análisis químico inicial para su posterior tratamiento.

Esto consiste en estudiar los microorganismos presentes en el agua para saber qué elementos no debería tener o cuales necesita, y así ajustarlo a través de un tratamiento químico.

Invesa dentro de su portafolio de productos para el agro colombiano, cuenta con Potenzol PH-D y Potenzol 3000, soluciones que corrigen y brindan condiciones aptas para mejorar la eficacia de las mezclas de aplicación, regulando el ph y la dureza del agua.

Analiza el suelo

El suelo también lo tienes que analizar para que puedas conocer sus propiedades y características. Solo así podrás establecer una estrategia y plan adecuado de siembra, cultivo y cosecha.

En ese sentido, puedes apoyarte con sensores digitales y herramientas que proporcionen información del suelo en tiempo real, como la humedad y la temperatura.

Pero sin duda la mejor alternativa será que, al realizar el análisis de suelos, y con base en él, solicites a tu asistente técnico de confianza, la implementación de un plan adecuado de nutrición. El manejo inteligente de cultivo es la articulación equilibrada entre asesoría, tecnología y buenos productos.

Practica la fertilización inteligente

La fertilización se debe llevar a cabo en función a las necesidades nutricionales del cultivo de hortalizas. Ten muy presente el no sobre utilizar o la pérdida del fertilizante. Se recomienda el uso de biofertilizantes líquidos, siempre siguiendo las indicaciones del fabricante y realizando un adecuado registro de su aplicación, tipo de equipo, lugar de almacenamiento, tipo de fertilizante y maquinaria usada.

Practica el barbecho o volteo

Al realizar esta práctica puedes incorporar a la tierra residuos y malezas de cultivos anteriores, lo cual termina beneficiando a las plantas. Lo más recomendable es realizar este procedimiento tres meses antes de la siembra, llegando a una profundidad no superior a los 30 centímetros.

Realiza el mantenimiento pertinente de las herramientas

Los equipos y la maquinaria también juegan un papel fundamental en el cultivo de hortalizas, ya que si no se limpian o se les hace el adecuado mantenimiento pudieran acumular microorganismos que terminan por ser transmitidos a los cultivos. Para disminuir ese riesgo se recomienda mantener limpios y desinfectados los equipos de recolección y empaque; y lavar los envases, sacos, cajas, carretas o cualquier equipo reutilizable.

Haz uso de cercas

Los cultivos de hortalizas se suelen contaminar con mucha facilidad cuando no se adoptan buenas prácticas de aislamiento y seguridad. En tal sentido, se tiene que evaluar los agentes y riesgos de contaminación, como por ejemplo, el paso del ganado, para luego si aplicar estrategias eficientes que ayuden a controlar la situación.

En estos casos, las cercas del tipo eléctrico, metálicas o aquellas conocidas como cercas vivas funcionan muy bien, ya que actúan como una barrera que impide el ingreso de los animales o personas no deseadas.

Como has podido ver, las hortalizas juegan un papel fundamental en la vida de los seres humanos. Pero, más allá de conocer sus propiedades y beneficios para la salud, es muy importante trabajar en obtener productos de excelente calidad.

De modo que si eres productor o tus intenciones son cultivar hortalizas, lo mejor es que tomes en cuenta las buenas prácticas que aquí dejamos y te fijes bien en los productos que usas. Nosotros contamos con una línea completa y de muy buena calidad para llevar a cabo el cultivo adecuado de hortalizas. ¡Contáctanos!

Top

ver nuestra

Tipo de Producto

Tipo de Producto

Tipo de Producto