Lila

5 Enero, 2018

 

El color lila o lavanda es un tono muy agradable, tanto para pintar las paredes como para incluir en distintos elementos decorativos del ambiente al que pretendemos cambiarle la cara. Sin duda es una buena opción para crear un espacio tranquilo y con aspecto elegante.

 

El lavanda es una tonalidad poco saturada, es decir que no es un color muy intenso, sino que por lo contrario es un violeta con cierto toque grisáceo o azulado, lo que lo hace más discreto que otras tonalidades violetas.

A su vez, podemos encontrar gran variedad de lavandas, más suaves y oscuros. Si se utilizan para pintar las paredes: los suaves favorecen a la iluminación, con lo que se crean ambientes luminosos, especialmente si están acompañados de blanco. Los medios y oscuros crean espacios más imponentes y distinguidos.

 

Tomado de: http://casaycolor.com/decora-tu-casa-con-lavanda/